Hola, chavalas del mundo de la literatura y el periodismo:

Hoy, el contubernio CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual (¡qué oxímoron éste!). Dicha entidad privada encargada de gestionar el conocimiento escrito, tras la que se encuentra la industria editorial, cobra, por reforma legislativa, un canon a las universidades por el uso de un repertorio que ni siquiera le pertenece. Y es que como muy bien explica el abogado Javier de la Cueva en este artículo de 2013, los gobiernos del PPSOE son maestros en el saqueo de los fondos públicos por medio de asociaciones privadas a las que conceden unos derechos de gestión que, aunque son contrarios a la normativa europea, aseguran años de enriquecimiento ilícito entre sentencia y sentencia. Un enriquecimiento que, por supuesto, no tiene repercusión alguna en los autores o creadores que CEDRO dice representar y defender.

Nosotras, entre cerveza y cerveza, y también aliñadas con un poco de buena maría suministrada por almas caritativas a través de tiendas on-line que no vamos a citar ni bajo tortura (además están en eso de la dipgüeb que es un sitio mu extraño pa fumás como nosotras), hemos pensado en hacer acto de presencia para reclamar los derechos de autor de nuestra última obra: Cómo joder a CEDRO enviando un mail a sus socias... desde su propia casa. Así es: ESTAMOS DENTRO DE SUS SERVIDORES.

Y es que, queridas escritoras y periodistas a los que tanto admiramos y leemos, esta entidad de gestión de las publicaciones que otras producimos, y que lapida el erario a su antojo con el beneplácito (y el beneficio) de muchas señorías que dicen gobernarnos (por turnos, naturalmente), nos ha dejado fisgar todos vuestros datos, los de vuestras editoras, secretarias, traductoras... ¡TODO! Eso sí, muy bien clasificado.

Sabemos lo que pagan y lo que ocultan. Conocemos sus contactos y disponemos de su plataforma de comunicación. LA PRUEBA ES QUE ESTÁIS LEYENDO ESTE CORREO.

Naturalmente, no vamos a publicar vuestros datos personales: direcciones, teléfonos, documentos de identidad, etc. No es nuestro estilo. Nos gustan los gatitos y las filtraciones de entidades que mamonean a la gente, no los datos privados de quienes se dedican a escribir (mejor o peor). Aunque debemos reconocer que tantos nombres que nos fascinan en la intimidad como Marhuenda, Dragó o Arcadi (ay, Arcadi, ese que pone a su secretaria como muro de contención) nos han tentado y hemos estado a punto de mandarles unas cuantas pizzas... por decir algo suave ;-)

¡Oye, que sois ni más ni menos que 28.741 plumillas! Y muchas muy respetadas por nosotras, no creáis. Pero no vamos a citar a ninguna porque enseguida pensaréis que son rojazas cercanas a esta panda de "juakers malotas". No obstante, tenemos que reconocer que nos ha impresionado que CEDRO tenga el email de Oscar Cruz, insigne comandante del GDT (Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil) en el apartado Cuerpo de Seguridad (¡que sí, que Oscar tiene un cuerpo!  :-P)

Si no os gusta nuestra nueva obra, ya sabéis a quién enviar vuestras quejas: CEDRO estará encantado de explicaros por qué tiene vuestros datos al alcance de cualquier delincuente, como dicen que somos las chicas de la Nueve. Aunque nosotras, de ser vosotros, celebraríamos que hayan caído en nuestras manos y estemos haciendo pública esta denuncia sobre la falla de seguridad en los servidores de CEDRO de una forma tan original.

¡Feliz Día Mundial de la Propiedad Intelectual!

 

We are Legion

Knowledge is free

La Nueve de Anonymous

Inglorious /b/asterds